La edad de Diofanto. Problema con ecuaciones de primer grado.

Según dicen en la tumba de Diofanto figura el siguiente epitafio:
En esta tumba reposa Diofanto. ¡Ah, qué gran maravilla! La tumba cuenta la medida de su vida. Dios le concedió ser un muchacho la sexta parte de su vida, y añadiendo una doceava parte a ésta, revistió su mejilla de pelusa. Encendió la luz del connubio pasada una séptima parte, y cinco años después de su matrimonio le dio un hijo. ¡Ay! ¡Desdichado hijo tardío! El frío destino se lo llevó cuando alcanzó la edad de la mitad de la vida total de su padre. Después de consolar su aflicción mediante el estudio de los números durante cuatro años, Diofanto terminó su vida.

Lo primero es conocer el problema, lo que se expone y lo que se pide. Y ponerle nombre a las magnitudes. En este caso llamamos x a la edad a la que murió Diofanto, y a partir de ahí, empezamos a sumar fracciones de su vida… ¿Todas las partes de su vida sumadas a qué será igual? Pues al total de su vida (x). Lógico, ¿no?

¿Te gusta? Suscríbete a nuestro canal youtube: http://www.youtube.com/c/MatalasmatesEsHazme el favor, que a veces tengo la impresión de estar explicando al techo.

También puedes suscribirte a este blog, y te llegará un email cuando se publiquen más recursos educativos TIC como este:

Y si te apetece agradecerme aún más el vídeo, compártelo con los botones que están un poco más abajo. ¡Gracias por colaborar!

MatalasMates

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *